ENGLISH

Am I Being Called/Invited Too?

Today is the third Sunday in Ordinary Time. In today’s readings we hear
about people being called/invited by God and how they respond.

In the first reading we hear the prophet Jonah responding to God’s call to
announce a message to the people of Nineveh. From today’s reading, it appears
that Jonah responded immediately to God’s call. This however was not the case.
In the previous chapters in the book of Jonah, we hear how Jonah tried to escape
from God’s call by sailing away, was swallowed by a whale, and was spat out on
dry land. Then Jonah accepted God’s invitation.

In the second reading to the Corinthians, St. Paul tells us that time is
running out and the world in its present form is passing away. Is he trying to scare
the people of Corinth and us? Maybe he is trying to wake us up. Sometimes we
can get too comfortable in our daily lives even in a pandemic. Yes the world is
passing day by day, but am I letting it pass me by? Am I attentive to the ways in
which God may be calling/inviting me to be more present to others? Have I
become less attentive to the needs of others? The people of Nineveh changed
their lives and repented. God gives me that opportunity too. Do I accept the
invitations God gives me daily to come closer to him?

The Responsorial Psalm gives me a good way to call to God. Teach me your
ways O Lord, guide me in your truth. Teach me your path. The Lord shows sinners
the way, guides the humble to justice and teaches the humble God’s way. How
much more of a loving invitation do I need? God is not only calling/inviting me but
telling me how God will be right there helping me to respond to the
call/invitation!

In today’s Gospel, Mark tells of the call/invitation of the first four apostles
who followed Jesus. Jesus was preaching that “the kingdom of God is at hand.
Repent and believe in the Gospel.” Peter, Andrew, James and John heard this and
immediately left their fishing boats, their livelihood, and followed Jesus. We know
that they too, sometimes failed at following Jesus’ teachings just as we do.

Our journey of discipleship is full of ups and downs. God is always there
waiting for us to return to the right path, to help us up when we fall. I must
remember to turn to God and ask for help to be a better, more loving disciple.

I am being called/invited too. I must always be attentive and respond to God’s call
and invitation.

 

Mrs. Terry Navarro

ESPAÑOL

¿Me Llaman / Me Invitan También?

Hoy es el tercer domingo del tiempo ordinario.  En las lecturas de hoy
escuchamos sobre personas que son llamadas / invitadas por Dios y cómo
responden.

En la primera lectura escuchamos al profeta Jonás responder al llamado de
Dios de anunciar un mensaje a la gente de Nínive.  De la lectura de hoy, parece
que Jonás respondió de inmediato al llamado de Dios.  Sin embargo, este no fue el
caso.  En los capítulos anteriores del libro de Jonás, escuchamos cómo Jonás trató
de escapar del llamado de Dios navegando, fue tragado por una ballena y
escupido en tierra firme.  Entonces Jonás aceptó la invitación de Dios.

En la segunda lectura a los Corintios, San Pablo nos dice que el tiempo se
acaba y el mundo en su forma actual está pasando.  ¿Está tratando de asustar a la
gente de Corinto y a nosotros?  Tal vez esté intentando despertarnos.  A veces
podemos sentirnos demasiado cómodos en nuestra vida diaria incluso en una
pandemia.  Sí, el mundo pasa día a día, pero ¿lo dejo pasar?  ¿Estoy atento a las
formas en que Dios puede estar llamándome / invitándome a estar más presente
para los demás?  ¿Me he vuelto menos atento a las necesidades de los demás?  La
gente de Nínive cambió su vida y se arrepintió.  Dios también me da esa
oportunidad.  ¿Acepto las invitaciones que Dios me da a diario para acercarme a
él?

El Salmo Responsorial me da una buena forma de llamar a Dios.  Enséñame
tus caminos, Señor, guíame en tu verdad.  Enséñame tu camino.  El Señor muestra
a los pecadores el camino, guía a los humildes a la justicia y les enseña el camino
de Dios.  ¿Cuánto más de una invitación amorosa necesito?  ¡Dios no solo me está
llamando / invitando, sino diciéndome cómo Dios estará allí ayudándome a
responder al llamado / invitación!

En el evangelio de hoy, Marcos habla del llamado / invitación de los
primeros cuatro apóstoles que siguieron a Jesús.  Jesús estaba predicando que “el
reino de Dios se ha acercado.  Arrepiéntanse y crean en el Evangelio ".  Pedro,
Andrés, Santiago y Juan escucharon esto e inmediatamente dejaron sus barcos de
pesca, su sustento, y siguieron a Jesús.  Sabemos que ellos también, a veces,
fallaron en seguir las enseñanzas de Jesús al igual que nosotros.

Nuestro viaje de discipulado está lleno de altibajos.  Dios siempre está ahí
esperando que volvamos al camino correcto, para ayudarnos a levantarnos
cuando caemos.  Debo recordar volverme a Dios y pedirle ayuda para ser un
discípulo mejor y más amoroso.  También me llaman / me invitan.  Debo estar
siempre atento y responder al llamado e invitación de Dios.

Sra. Terry Navarro